Netflix Business Case

Resumen del libro

Netflix Business Case

Por: Alejandro Martínez

La posible caída de Netflix tras el confinamiento
Lectores 506
Favorito 28
Comentarios 1
A+

Introducción

Millones de personas de todo el mundo se han suscrito a plataformas para consumir películas, música, videojuegos o incluso noticias. El modelo de negocio ligado a las suscripciones de servicios digitales crece con fuerza. Los precios atractivos y la buena experiencia de uso, junto con los avances tecnológicos, explican el cambio progresivo de los hábitos de los consumidores. Propuestas como Spotify, con un modelo de suscripción mensual, que en su día se miraban con extrañeza, abundan en la actualidad.

Las formas de entretenimiento han cambiado radicalmente gracias a la digitalización, por lo que Netflix triunfó rápidamente en España con su llegada, en 2015. Su propuesta de valor es sencilla: ofrecer un gran catálogo de películas, series y documentales a cambio de una suscripción mensual asequible.

Gracias a su expansión internacional, ha logrado convertirse en el servicio líder de vídeo bajo demanda por streaming de pago. De hecho, como consecuencia de la pandemia y el confinamiento, ha llegado a tener 200 millones de suscriptores en todo el mundo, alcanzando máximos históricos.

Sin embargo, a principios de 2020 presentaba dificultades en Estados Unidos tras incumplir sus pronósticos de crecimiento durante varios trimestres seguidos. ¿Qué ocurre? ¿Está llegando a su pico de crecimiento?

La llegada de nuevos servicios que quieren competir por ocupar nuestro tiempo libre o la subida de precios en los últimos años explican parte de su estancamiento, pero ¿supone esto un problema para la retención de usuarios o hay barreras para saltar de una plataforma a otra? ¿Seguirá Netflix siendo el líder del sector en los próximos años?

Netflix

Ubicada en California, Netflix fue creada en 1997 ofreciendo un servicio de alquiler de DVD a través del correo postal. Fue pionera introduciendo un sistema de recomendación personalizado, basado en la calificación de una a cinco estrellas que sus clientes hacían de las películas que alquilaban a través de Internet. En 2007 inicia su servicio de vídeo bajo demanda en Estados Unidos, y en 2012 se expanden por Europa y China mientras comienzan a producir su propio contenido con House of Cards.

«¿Qué te motiva hoy en día?», es la pregunta que le hicieron a Reed Hastings, cofundador y CEO de Netflix, en una entrevista de la revista Wired.com en 2002.

«Mi sueño de aquí a veinte años es tener una compañía de distribución de entretenimiento global que proporcione un único canal para productoras y estudios. Starbucks es un buen ejemplo […]. Me gustaría que Netflix fuera a las películas lo que Starbucks es para el café». (Wired, 2002)

Su visión, hoy en día, permanece intacta.

Para consolidarse como la marca que es en la actualidad, encontró un aliado fundamental en las redes sociales. Se sirven de historias repletas de ingenio que apelan a la emoción o al sentido del humor del espectador, haciendo que el usuario se haga partícipe de la marca y difunda su contenido. La creatividad y el storytelling juegan un papel fundamental en su forma de comunicar. Por otra parte, las campañas virales para promocionar nuevos lanzamientos se han convertido en algo recurrente.

También ha sido de gran importancia tener bajo su sello series como La Casa de Papel o Élite (ambas son producciones españolas), cuyo éxito mundial ha roto todos los récords, con más de 40 millones de espectadores.

La ventaja con la que cuenta Netflix es su marca ya consolidada en el sector y su gran número de usuarios. La amplia variedad en el catálogo le ha permitido llegar a distintos tipos de audiencia. Pero tener un catálogo tan amplio también tiene sus inconvenientes: su vasto catálogo puede hacer que nos sintamos abrumados cuando buscamos una película, ya que el cerebro no está preparado para manejar tanta información en un tiempo limitado, por lo que tan solo se nos muestra una mínima porción del catálogo, basándose en el contenido que consumimos con más frecuencia.

De hecho, estas plataformas nos conocen de manera muy precisa. Sus algoritmos están diseñados para mostrarnos el contenido que más nos llama la atención. Contenido que, por cierto, no ha parado de crecer; siendo otra de las claves de su éxito, ya que Netflix estrena más de veinte títulos originales al mes.

Pero su gran acierto está en el desarrollo de un software propio que le aporta información específica sobre los usuarios. Saben cuántas personas han visto un episodio, cuántos han visto la serie entera, el tiempo que ha pasado entre la visualización de un capítulo y el siguiente, incluso cuándo pausas o rebobinas. También conocen tus hábitos de consumo: ¿prefieres ver series y películas entre semana o el fin de semana? Conocen el día, la hora y el código postal con la ubicación donde te conectas a la plataforma. Por supuesto, también saben qué dispositivos utilizas y tu experiencia de navegación, por si eres de los que pasan más tiempo en el menú que viendo contenido.

Por este motivo, no podemos concebir Netflix solo como una productora o distribuidora de contenidos, sino también como una industria cultural, un sistema de software con negocio de big-data. Es una corporación tecnológica y mediática global.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Alejandro Martínez

Alejandro es redactor para Leader Summaries desde finales de 2020.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas en Universidad Ramón LLull, cursando el último curso en Fairfield University, Estados Unidos. Habla catalán-castellano bilingüe e inglés proficiency. Mientras trabajó como Auditor se sacó un Máster en Auditoría y contabilidad financiera en el IDEC (Pompeu Fabra).

Su primera experiencia profesional fue como Auditor en PwC donde se responsabilizaba de la revisión y realización de estados financieros, análisis de los procesos operativos y de control interno, detección de riesgos contables, así como la formación y desarrollo del equipo. Entre sus principales clientes estaban Nike, Swarovski, The Eat Out Group, Wrigley (Mars) y Johnson Controls.

En el año 2017 se incorporó como Consultor en Michael Page, especializado en la selección de todo tipo de perfiles en el área financiera. Durante esta etapa de dos años, logró llegar a ser Consultor Senior y a gestionar con éxito más de 25 procesos de selección de finanzas de diversos sectores. 

Actualmente trabaja en Wyser como Manager, con el objetivo de ofrecer un servicio de calidad orientado a la satisfacción del cliente en lo que se refiere a la captación, búsqueda y selección de directivos y mandos intermedios

Comentarios

Excelente la forma de explicar las nuevas formas de modelos de negocio en la industria de streaming a demanda.