Las ruedas mágicas de la creatividad

Resumen del libro

Las ruedas mágicas de la creatividad

Por: Carlos Rebate Alicia Fernández del Viso

Un método para encontrar respuestas creativas a cualquier pregunta que te plantees
Lectores 163
Favorito 12
Comentarios 0
A+

Introducción

 

La creatividad constituye, muy posiblemente, la única ventaja competitiva perdurable que tenemos las personas. En el contexto actual de las empresas, cada vez se valora más a aquellos profesionales con capacidad de adaptarse a los cambios y de gestionar la incertidumbre como un factor de oportunidad, con mente abierta y aportando nuevas ideas. Se puede aprender a ser creativo. Y en este libro se proporcionan herramientas prácticas y útiles para interiorizar e integrar el pensamiento creativo en nuestra forma de pensar.
El sistema de ruedas concéntricas es la base de una metodología orientada a desarrollar la creatividad. Cada rueda —estilos de pensamiento, sentidos, técnicas y estereotipos— sirve de estímulo en la búsqueda de ideas originales. Para guiar la búsqueda de respuestas creativas a un determinado problema se proponen diferentes métodos de interrogación: racionales y emocionales. Los métodos racionales se aplican realizando preguntas de manera consciente, utilizando diferentes estilos de pensamiento, técnicas y estereotipos. Los métodos emocionales trabajan con la estimulación de los sentidos.
Los métodos de búsqueda de ideas propuestos están vertebrados a través de métodos sistemáticos y conscientes. Sistemáticos, porque exploran un mapa de posibilidades y enfoques cognitivos, y conscientes, porque usan la parte racional del cerebro como palanca para producir ideas creativas. Al girar las ruedas se combinan métodos de interrogación y técnicas de transformación para ayudarnos a abrir espacios y saltar a lugares diferentes de nuestra imaginación.
En las siguientes líneas describiremos los principales elementos de este sistema de ruedas concéntricas: la misión creativa, los estilos de pensamiento, los sentidos, las técnicas de transformación, los estereotipos y la combinación de todos los elementos anteriores. Este libro puede que sea el principio de algo nuevo. De ti depende. Es solo una hoja de ruta, un mapa en el que el territorio eres tú mismo. No hay límites. Tú eliges los “lugares” y las reglas que van a dirigir el cambio. El sistema de ruedas concéntricas que te proponemos es únicamente un posible punto de partida.

 

Misión creativa

La MISIÓN creativa es el núcleo de esta metodología. Se trata de la incógnita que se ha de despejar, el problema que hay que resolver, aquello que queremos ver con nuevos ojos. Y todo comienza con la formulación de una pregunta, encargada de desencadenar el proceso de búsqueda creativa. Encuentra tu pregunta y habrás resuelto ¡el 50 % del problema! No es fácil, pero, una vez que conocemos la naturaleza del problema, se puede decir que tenemos el 50 % del trabajo hecho.
Si ya tenemos la pregunta, ¿por dónde comenzaremos para resolver el problema? Muy sencillo, enviando la pregunta a nuestro subconsciente, que es como dejar un “MENSAJE en una botella” dirigido a nosotros mismos. El mensaje tiene como objetivo poner a nuestro subconsciente a trabajar en la resolución del problema, creando un hilo inconsciente de pensamiento que buscará la solución para nosotros. El sistema de ruedas concéntricas persigue precisamente esa función: servirnos de guía para “recuperar la respuesta” a la pregunta que hemos depositado en nuestro subconsciente. Esta transformación creativa nos ayudará a poder ver, sentir e imaginar nuevas posibilidades. Para ello, lanzando nuestro mensaje en forma de pregunta trabajaremos en dos niveles: consciente (eligiendo nuestros pensamientos) y subconsciente.
Somos lo que pensamos. Todo lo que piensas tiene más influencia y poder sobre ti mismo del que te imaginas. Con lo que piensas construyes tu percepción del mundo y de ti mismo. Si piensas que no tienes imaginación, jamás la tendrás. Si piensas que tienes mucha imaginación, la tendrás y serás capaz de concebir nuevas ideas. En ambos casos eres la misma persona, pero cambia tu percepción de ti mismo. Piensa cómo quieres ser y así serás. Tu cerebro te creerá y actuará en consecuencia. En tu cabeza, todo lo que piensas de manera recurrente se hace cada vez más grande y, sin embargo, todo lo que no piensas se hace cada vez más pequeño, hasta que termina por desaparecer. Sentirte creativo, o alimentar pensamientos creativos, te ayudará a serlo.
Imagina que tu cerebro es una playa y cada pensamiento, un castillo de arena. Con el paso del tiempo la marea irá deshaciendo los castillos y, si no los reconstruyes de nuevo, terminarán por desaparecer como si nunca hubieran existido. En tu playa mental puedes elegir qué castillos quieres que permanezcan y cuáles no. Los pensamientos a los que recurras con más frecuencia serán los más importantes y prioritarios, y el resto acabarán desapareciendo como si nunca hubieran existido.
Escoge pensar cómo quieres ser y con el tiempo conseguirás ser tal como te piensas. Está en tu mano elegir los castillos que quieres tener en tu playa, elegir de manera proactiva lo que piensas y que eso te ayude a conseguir la playa que quieres, a convertirte en lo que quieras ser. Tú eliges: cultivar una mente que elige los pensamientos que la gobiernan o permanecer pasivo y dejar que el azar decida por ti. James Allen afirma que “el hombre es abofeteado por las circunstancias mientras se piensa a sí mismo como un ser creado por las condiciones exteriores, pero cuando se da cuenta que es un poder creativo y que puede manejar las tierras y semillas de su ser de las que nacen las circunstancias, se convierte en el dueño y señor de sí mismo”.
La pregunta ahora es esta: ¿cómo podemos conectar con nuestra mente subconsciente? ¡Basta con dejar un “mensaje en una botella”!, esto es, lanzar al subconsciente la pregunta a la que queremos dar respuesta. Para hacerlo tenemos que establecer una conexión con nuestro yo más profundo, pensando firmemente qué queremos conseguir y esperando pacientemente que nos llegue la respuesta. De ahí que lo comparemos con lanzar un mensaje al subconsciente en una botella.
La observación consciente es el catalizador que pone en marcha la actividad de la mente subconsciente. Los pensamientos que elegimos de manera consciente son aceptados por nuestra mente subconsciente, que adopta estos conceptos como válidos y se pone en marcha para buscar respuestas. ¿No es maravilloso saber que tu subconsciente va a creer todo lo que pienses? ¡Elige bien lo que le dices! Por tanto, elige el mensaje que quieres lanzar y deja que en algún lugar del océano de tu mente subconsciente emerja la respuesta. Los cinco sentidos pueden ayudarte a recuperarla. Más adelante te mostraremos cómo. ¡Ahora ya estamos listos para girar la primera rueda!

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Carlos Rebate

Carlos Rebate es ingeniero en Informática, DEA en Filosofía, DEA en Inteligencia Artificial y PDD por IESE Business School. Combina su formación científica con la pasión por la filosofía oriental. Actualmente es responsable de operaciones en la red de Sw Labs de Indra. En paralelo, desarrolla de manera activa su labor como conferenciante en diferentes universidades y escuelas de negocio. Sus conferencias siempre destacan por su originalidad y carácter personal.

Alicia Fernández del Viso

Alicia Fernández del Viso es ingeniero técnico e ingeniero superior en Informática. En la actualidad es responsable de tecnologías accesibles en Indra, donde coordina cátedras universidad-empresa y lidera proyectos de investigación nacional e internacionalmente, lo que le ha permitido desarrollar su creatividad. Colabora como experta para la Comisión Europea.

Ficha técnica

Editorial: Plataforma

ISBN: 9788415115694

Temáticas: Innovación

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí