La sensación de fluidez

Resumen del libro

La sensación de fluidez

Por: Juan Carlos Cubeiro

5 claves para ejercer el liderazgo con eficacia
Lectores 149
Favorito 12
Comentarios 1
A+

Introducción

 

La sensación de fluidez es una novela de contenido empresarial que nos lleva, de manera simple y amena, a través de los contenidos explicativos de la función del liderazgo. La virtud principal que el autor demuestra en ella es su capacidad de presentar una visión inteligente y crítica, clara y sencilla, de una actividad tan compleja y esencial para la vida de la empresa como el liderazgo. Juan Carlos Cubeiro, su autor, logra llevarnos “a comprender, a pensar y a buscar el ser y el estar de lo que se entiende por líder”. Además de proporcionar las claves necesarias para ejercer el liderazgo con talento y eficacia, la obra nos ofrece los fundamentos éticos que deben orientarlo, convirtiendo algunos principios relativamente abstractos en una serie de consejos prácticos para quienes desean incursionar en el terreno de la actividad empresarial.
Esta obra resulta particularmente provechosa, en la medida en que, instruyendo al lector de manera rigurosa con respecto a los mecanismos y estrategias del liderazgo, le procura un placer literario inusual en textos de corte empresarial. La originalidad de Sensación de fluidez reside, en primer lugar, en su capacidad de explorar el complejo mundo de la actividad empresarial desde una perspectiva humanista, empleando un estilo intimista que se adapta perfectamente a la situación descrita en la novela.
El argumento parte de la experiencia personal de Leopoldo Zoe, un directivo atípico, amado y respetado por los miembros de la empresa para la que ha trabajado durante largos años. Antes de jubilarse, la empresa le pide un último servicio: dedicar una semana completa a transmitir a su futuro sucesor, Jesús Bauluz, los conocimientos requeridos para lograr el mayor grado de excelencia posible en su nuevo oficio. Leopoldo se propone convencer a Jesús de que el liderazgo no es una operación matemática, sino una labor de interacción humana, de intercambio de opiniones, de creencias, de conocimientos y de experiencias. En el plazo de una semana, Leopoldo debe lograr transformar la visión pragmática y calculadora de su joven discípulo en una más humana del mundo empresarial. Para comenzar, Leopoldo parte de tres principios fundamentales: el liderazgo no es algo innato; para dirigir a los demás es preciso haber aprendido “el dominio de sí mismo”; y, en tercer lugar, el arte de liderar debe ser comprendido como la capacidad de lograr orientar los esfuerzos de cada uno de los miembros de un equipo en una misma dirección, es decir, hacia un objetivo común.

 

El arte de las dosis y la maestría de las combinaciones

Para lograr persuadir a Jesús Bauluz de los tres principios mencionados, Leopoldo recurrirá a un método bastante singular: un riguroso entrenamiento de la percepción. Este entrenamiento tendrá lugar durante una semana de retiro en Txopebenta, un pacífico caserío situado en la reserva natural del Urdaibai, en Vizcaya, que cuenta con gran variedad de espacios únicos. Lejos del bullicio de la ciudad y a salvo del ajetreo del día a día de la empresa, Leopoldo intentará mostrar a su sucesor que, para estar a la altura de su labor y desempeñarla de la manera más eficaz posible, será necesario añadir a su fría lógica una buena dosis de sensibilidad. Para ello recurre a una estrategia: cada uno de los cinco días de su estancia en el campo utilizará el símil de uno de los cinco sentidos (visión, olfato, oído, tacto y gusto) para ilustrar las cinco características esenciales del liderazgo.
Este entrenamiento comienza por cuestionar una serie de prejuicios que intervienen de manera negativa en el funcionamiento de una empresa. Se trata, en primera instancia, de desmontar la creencia según la cual la labor de un directivo debe estar exclusivamente orientada hacia el logro de resultados positivos. De acuerdo con Leopoldo, un ejecutivo no es valorado en función de lo que consiga por sí mismo, sino de lo que logre en equipo. Liderar significa orientar, formar, dirigir y coordinar la labor de un grupo de personas.
Para ilustrar su teoría, Leopoldo recurre a la metáfora de la buena mesa. Una buena y una mala cena son diferentes no solo en virtud de los ingredientes que intervienen en su preparación, sino también del proceso de elaboración. Para obtener buenos resultados en el mundo de la empresa, así como en la buena mesa, es necesario pasar por un proceso cuyo éxito depende de la combinación equilibrada de los ingredientes. Si el arte culinario consiste en combinar los alimentos apropiados, en la dosis adecuada, el arte del liderazgo consiste en una combinación justa y equilibrada de racionalidad y sensibilidad.
Entre las múltiples actividades que tienen lugar en una empresa, el liderazgo posee, sin embargo, una particularidad con respecto a las demás. Si la gestión es una función orientada hacia el manejo de datos concretos y de documentos, el liderazgo consiste en el manejo de seres humanos. Al gestionar se cumplen las leyes de la lógica; al liderar personas, el empleo exclusivo de la lógica suele conducir al error. Liderar va más allá de gestionar, supone un salto cualitativo que requiere otro nivel de percepción. Liderar significa ser capaz de conseguir que todos los miembros del equipo estén ilusionados, entusiasmados e impulsados a lograr un objetivo común. Es por ello por lo que exige acogerse a lo emocional tanto como a lo intelectual.
A la hora de analizar o de aumentar la cantidad y la calidad de la información necesaria para reconocer la viabilidad de un proyecto, recurrir a los sentidos es tan necesario como acudir a la racionalidad. Cuanto más dispuestos y sensibles están los sentidos, es posible captar una mayor cantidad de información y esta será de mejor calidad. El objetivo que Leopoldo busca alcanzar durante la semana compartida con Jesús Bauluz es enseñarle el modo de mejorar la canalización y el procesamiento de la información requerida en el día a día de la empresa.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Juan Carlos Cubeiro

Juan Carlos Cubeiro, socio director de Eurotalent, está considerado como uno de los mayores expertos españoles en talento, liderazgo y coaching. Autor de 18 libros, es profesor de Liderazgo y Dinamización de Equipos en la Universidad Comercial de Deusto y de Estrategia y Gestión por Competencias en la Universidad San Pablo-CEU y ESADE, entre otras escuelas de negocios.

Ficha técnica

Editorial: Pearson Educación

ISBN: 9788420532417

Temáticas: Liderazgo

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí

Comentarios

Me ha encantado, como los 5 sentidos te pueden ayudar a ser un mejor Líder!