El oficio de vivir bien

Resumen del libro

El oficio de vivir bien

Por: Gaspar Hernández

Cómo enfrentarse a los retos que nos plantea la vida con valentía y determinación
Lectores 473
Favorito 28
Comentarios 3
A+

Introducción

 

Vivir es un arte, un ejercicio constante de consciencia, atención, entrega, amor, humildad, voluntad de aprendizaje, magnanimidad y otras tantas actitudes esenciales. La gran paradoja es que aprendemos a caminar, a asearnos, a leer o a escribir, desarrollamos habilidades mentales complejas, como el cálculo o el álgebra, pero el oficio de vivir bien nos resulta harto difícil. La felicidad es una conquista y va de la mano de una labor personal. No se trata de descubrir nuevos paisajes, sino de contemplar los antiguos con ojos nuevos.
Para mejorar nuestra salud emocional y defendernos del estrés, la ansiedad y la depresión presentes en nuestro tiempo, El oficio de vivir bien nos ofrece lecciones de vida imprescindibles con las que aprenderemos a definir nuestras prioridades, a reconocernos, a no temer, a respirar.
El periodista Gaspar Hernández nos invita a descubrir las herramientas esenciales del arte de una buena vida a través de conversaciones con psicólogos, filósofos y especialistas en las claves de la plenitud como Pilar Jericó, Ferrán Ramón-Cortés y Deepak Chopra, entre otros, que de una manera cercana y reveladora nos hablan de las cuestiones que realmente importan.

El sentido de la vida. La lección de Viktor Frankl

Cuando sus pacientes le contaban cuánto sufrían, el psiquiatra Viktor Frankl les preguntaba por qué no se suicidaban. Había mil respuestas diferentes y todas válidas: para algunos de los pacientes el sentido de la vida estaba en los hijos, la pareja, el arte, una vocación, etc. La misma experiencia tuvo Frankl durante su cautiverio en el campo de concentración de Auschwitz. En su libro El hombre en busca de sentido, asegura que todos los supervivientes tenían algo por lo que valía la pena luchar.
Viktor Frankl fue el creador de la logoterapia, una terapia a través de la cual se busca el sentido de la vida. Según él, a menudo encontramos el sentido de la vida gracias a una percepción positiva del mundo, que hace que nos fijemos en detalles cotidianos o pequeñas cosas que nos suelen pasar inadvertidas. Dicho sentido no es general ni aplicable a todos, sino que cada uno debe encontrar el suyo propio.
Frankl propone caminar por la vida contestando de manera responsable a lo que se nos propone. El ser humano tiene el poder de decidir cómo enfrentarse a los hechos, aunque no pueda elegir esos hechos. Por eso, preguntas como “por qué tengo que pasar por tanto sufrimiento” o “qué he hecho yo para merecer esto” son estériles. En vez de eso, más vale enfrentarse a las situaciones con optimismo.
En su libro El sentido de la vida o la vida sentida, el psicólogo Xavier Guix introduce otro matiz: para encontrar el sentido de nuestra vida debemos revisar el pasado y entender qué motores nos han empujado a actuar como lo hemos hecho. Pero, por encima de todo, Frankl y Guix coinciden en que el sentido de la vida hay que buscarlo mientras vivimos. De la importancia de ello también nos advirtió Nietzsche: “Aquel que tiene un porqué para vivir se puede enfrentar a todo el cosmos”.
Para Francesc Torralba, filósofo, teólogo y catedrático de ética en la Universidad Ramon Llull de Barcelona, el sentido de la vida se construye; no se halla. La persona que vive con sentido se enfrenta más fácilmente a cualquier contrariedad, por dura que esta sea. El sentido se convierte en su fuerza motriz y su empuje.
Tenemos que dar sentido a la vida, ahora y aquí y a cada instante, conjugando verbos que dan sentido al presente. En la sociedad de masas el que más se conjuga es consumir. Dar sentido a la vida es atreverse a conjugar otros verbos: pasear, conversar, mirar, acompañar, amar…
El antídoto del vacío que nos provoca la falta del sentido de la vida no es la evasión, ni los fármacos, sino la apuesta por la autenticidad o el vivir conforme al yo. Una persona vive de manera auténtica cuando trata de hacer de su vida un proyecto personal, una obra de arte, y cuando no admite que su vida tenga un guión escrito.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Gaspar Hernández

Gaspar Hernández es periodista y escritor. De su reciente novela El silencio, premio Josep Pla, se han vendido 45.000 ejemplares en tan solo seis meses (cinco ediciones).
En Catalunya Rádio dirige y presenta L’ofici de viure, premio Ciutat de Barcelona al mejor programa de radio. Publica artículos de psicología en El Periódico y en el País Semanal.

Ficha técnica

Editorial: Aguilar

ISBN: 9788403100725

Temáticas: Habilidades directivas

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí

Comentarios

Lo que más me gusto fue el concepto de la canalización de la ira, puede ser útil en los deportes, para ayudarte a tomar acción y para darte una determinación intimidante.

UNA APORTACION MUY GRANDE AL AUTOCONOCIMIENTO Y A LA CONSTRUCCIÓN Y APRENDIZAJE

Un libro que te da el puntapié inicial para continuar auto-descubriéndote. El autor cita a varios autores de renombre en este área, de los cuales podemos (a través de sus experiencias/conocimientos) conocernos más a fondo y encontrar/construir nuestro propósito de vida, por consiguiente, lograr la plenitud del alma/felicidad.