El Inversor Inteligente

Resumen del libro

El Inversor Inteligente

Por: Benjamin Graham

Guía atemporal que enseña a los inversores a ser pacientes, disciplinados y a aprovechar las oportunidades en el mercado de valores.
Lectores 118
Favorito 11
Comentarios 1
A+

Introducción

El Inversor Inteligente no es un libro cualquiera.

El Inversor Inteligente es la máxima referencia en el mundo de las inversiones financieras.

Escrito en 1949 por Benjamin Graham, considerado el padre de la inversión por valor.

Pero Graham no ha pasado a la historia únicamente por las enseñanzas de sus libros... sino que también lo ha hecho por ser el mentor de Warren Buffett, quien se refiere a este libro como “el mejor libro de inversiones escrito jamás”.

Pero... ¿vale la pena estudiar un libro de 1949? ¿no estarán obsoletas sus enseñanzas?

Pues por increíble que parezca, los motivos por los que los inversores se arruinan hoy en día siguen siendo los mismos que hace 100 años, y es que como el propio Graham dijo, “Wall Street no aprende nada y lo olvida todo”.

Y quizás te preguntarás cuánto de inteligente se tiene que ser para considerarse un buen inversor, pero la inteligencia en este caso no es lo más importante.

Cuando Graham hace referencia al Inversor Inteligente no se refiere a las capacidades intelectuales o al conocimiento financiero de ese inversor, sino que apunta hacia el carácter de ese inversor.

En otras palabras, un Inversor Inteligente es aquel que controla sus emociones, tiene criterio propio y desarrolla un marco intelectual de toma de decisiones.

Así que como ves, ser un inversor exitoso es más una cuestión de actitud que de finanzas, y si este libro ha envejecido tan bien es porque no solo nos enseña a ejecutar paso a paso la estrategia de inversión de Graham, sino que también nos muestra las lecciones de psicología financiera que han llevado a Buffett a ser una de las personas más ricas del mundo.

Inversor versus especulador

A menudo pensamos que un inversor es aquel que invierte a largo plazo mientras que un especulador es aquel que invierte a corto plazo, pero nada más lejos de la realidad.

La principal diferencia es que al especulador solo le importa el precio al que cotiza un negocio mientras que a un inversor lo que le importa es el valor que aporta un negocio.

El valor de un negocio hace referencia al precio de sus activos y al dinero que en el futuro será capaz de generar con ellos.

Las dos métricas más utilizadas por Graham para valorar una empresa son el PER y el Precio/Valor Contable.

PER

El PER es la medida más utilizada universalmente para determinar el precio que estamos pagando por una empresa.

En su cálculo dividimos el precio por acción entre el beneficio neto por acción obtenidos durante los últimos 12 meses.

Esta ratio simboliza el número de años que tardaré en recuperar mi inversión.

Por ejemplo, si una empresa cotiza a 100 dólares por acción y su beneficio por acción es de 20 dólares, al dividir 100 entre 20 observamos que tardaré 5 años en recuperar mi inversión.

También podríamos invertir el numerador y el denominador dividiendo así 20 entre 100 y obtendríamos una rentabilidad de un 20% anual.

Pero entonces… si el PER nos dice cuánto dinero vamos a ganar cada año, ¿por qué no todo el mundo compra las acciones con menor PER?.

Pues porque la rentabilidad que pronostica el PER es una rentabilidad teórica que únicamente se cumpliría en caso de que la empresa consiga ganar durante los próximos años la exacta misma cantidad de dinero que ha ganado durante el último año.

Si una empresa cotiza a PER 5 y durante los próximos años obtiene una rentabilidad superior a la del último año, el inversor recuperaría su dinero en menos de 5 años por lo que su rentabilidad sería superior al 20% anual.

De la misma forma, si una empresa durante los próximos años obtiene una rentabilidad inferior a la obtenida durante los últimos 12 meses, su rentabilidad será inferior al 20% anual.

Por ello el PER, al igual que cualquier otra métrica, no es ninguna garantía de que vayamos a ganar dinero, pero nos sirve como orientación sobre la rentabilidad aproximada que esperamos obtener.

PVC

El Valor Contable refleja los fondos propios de la empresa, es decir, lo que queda cuando a los activos le restas el pasivo exigible. De esta forma refleja la cantidad de dinero que en teoría sobraría en la empresa en caso de liquidarse.

Cuanto más bajo sea este número, mejor. En teoría, si es inferior a 1 deberíamos ser capaces de ganar dinero en caso de liquidarse la empresa, ya que estaríamos pagando menos de 1 dólar por cada dólar de valor liquidativo.

Mientras que al especulador solo le importa lo que ocurra con el precio, al inversor lo que le preocupa es que su empresa cotice a buen PER.

Las acciones se vuelven más arriesgadas cuanto mayor es un PER ya que para justificar su precio la empresa tendrá que experimentar un gran crecimiento de sus beneficios empresariales en el futuro.

En caso de que la empresa no logre cumplir con las expectativas, los inversores la castigarán duramente.

Una de las principales lecciones de Graham es que un inversor siempre debe protegerse ante pérdidas severas, y por ello el inversor debería centrarse en comprar activos que estén bien de precio y mantener realistas sus expectativas.

En definitiva, un inversor no es aquel que busca un beneficio rápido, sino aquel que busca invertir de forma sostenible en el largo plazo.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Benjamin Graham

Benjamin Graham fue un reconocido inversor, autor y profesor de finanzas, considerado uno de los padres de la inversión de valor. Nació el 8 de mayo de 1894 en Londres, Inglaterra, y falleció el 21 de septiembre de 1976 en Aix-en-Provence, Francia.

Graham es ampliamente conocido por su enfoque cauteloso y metódico hacia la inversión. Su filosofía se basaba en el análisis fundamental y la búsqueda de acciones subvaloradas en el mercado. Su obra más famosa, "El inversor inteligente", publicada en 1949, se ha convertido en un clásico y ha influido en generaciones de inversores.

Graham también fue profesor en la Columbia Business School, donde enseñó durante varias décadas. Entre sus alumnos más destacados se encontraba Warren Buffett, quien considera a Graham como su mentor e influencia más importante.

A lo largo de su carrera, Graham fue un defensor del análisis riguroso, la diversificación y la inversión a largo plazo. Sus ideas y enfoques continúan siendo relevantes en la actualidad y han dejado una huella duradera en el campo de las finanzas e inversión.

Ficha técnica

Editorial: Deusto

ISBN: 8423420973

Temáticas: Mercados financieros

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí

Comentarios

Estupendo! Me ha gustado mucho este resumen. Publicar más de inversiones por favor!!!