El arte de presentar
Nuevo

Resumen del libro

El arte de presentar

Por: Gonzalo Álvarez Marañón

Cómo planificar, estructurar, diseñar y exponer presentaciones
Lectores 199
Favorito 14
Comentarios 4
A+

Introducción

¿Recuerdas cuando te hacían salir a la pizarra en clase? La mayoría sentimos terror cuando llega el momento de exponer nuestras ideas en público. No es de extrañar, pues no es algo que se suela enseñar en los colegios. Aún hoy en día, el canal de transmisión de conocimiento del profesor al alumno es oral. En cambio, el de retorno, de alumno al profesor, es escrito. ¿Cuál es el resultado? No nos gusta destacar.

Cuando nos toca realizar una presentación, preferimos refugiarnos detrás de diapositivas antes que salir a hablar a pecho descubierto. Volcamos datos desde la cabeza en vez de contar historias desde el corazón. En respuesta a esta situación, Gonzalo Álvarez Marañón propone un cambio completo de paradigma: dejar de ver las presentaciones como un mal trago y esmerarnos en crear un regalo para la audiencia.

Gonzalo propone ver las presentaciones como oportunidades para comunicar ideas que cambien a los oyentes a través de la historia, el diseño y la pasión del ponente. Te transformas en un artista de las presentaciones cuando estas constituyen un regalo personal con el potencial de cambiar a quienes lo reciben.

¿Qué es una presentación en realidad? Una presentación es un acto vivo de comunicación en el que un ponente expone desde el corazón sus ideas delante de una audiencia formada por personas con sus inquietudes, problemas e historias personales con el fin de inspirarles un cambio que mejore su situación actual.

Conoce a la audiencia

Como dijo Ken Haemer, diseñar una presentación sin una audiencia en mente es como escribir una carta de amor y encabezarla con «a quien corresponda». Y es que, cuanto mejor conozcas las necesidades de los asistentes, mejor conectarás con ellos. Mucha gente piensa en hablar en público, pero no en escuchar en público. A los asistentes no les importa cuánto sabes hasta que no saben cuánto te importan.

¿Por qué están aquí?, ¿cuáles son sus expectativas?, ¿cuál es su postura respecto al tema que vas a tratar? Existen prejuicios y filtros perceptivos que no podrás combatir con hechos y estadísticas. Cambiar las opiniones de la gente es una tarea ardua, ya que la mayor parte de nuestro llamado razonamiento consiste en encontrar argumentos para continuar creyendo en lo que ya creemos.

Una presentación es un viaje en el que acompañas a los asistentes desde el estado actual en el que se encuentran; que puede basarse en determinados pensamientos, sentimientos o conductas; al estado deseado por ti, por la organización o por ellos mismos. Estás pidiendo un cambio. Y todo cambio implica un riesgo o un sacrificio.

Si tu audiencia se muestra indiferente o escéptica, recurre entonces a historias, anécdotas, ejemplos, etcétera. Si su resistencia es mayor, anticípate a sus objeciones y desmóntalas con tus argumentos. A quienes se oponen con fuerza tendrás que proporcionarles información nueva que eche por tierra sus creencias y, en última instancia, apelar a su aversión innata a la pérdida.

¿Cuántos son?, ¿quiénes son?, ¿cuánto saben sobre el tema? Debes indagar en sus necesidades, inquietudes y problemas. Si presentas a un grupo pequeño, utiliza preguntas abiertas que permitan a la audiencia expresarse a sus anchas. Por ejemplo, pregunta directamente a un asistente: «¿Qué opinas de este vídeo?». Por otro lado, si presentas en un gran auditorio, puedes plantear preguntas cerradas que se respondan levantando la mano, tales como «¿quién ha sentido rechazo por este vídeo?».

¿Cuál es su profesión, negocio o trabajo?, ¿qué tipo de puestos desempeñan?, ¿cuál es su rango de edad? No es lo mismo hablar a padres preocupados por la influencia de las redes sociales y los videojuegos en sus hijos que a niños que quieren pasar más tiempo realizando estas actividades. Adapta tu lenguaje, conceptos, información y ayudas visuales.

Busca algo en tu conocimiento y experiencia que se pueda relacionar con quienes te escuchan. Adáptate a ellos. Ponte en su piel. En vez de querer impresionar a la audiencia, déjate impresionar por ella. Antes de incluir algo en la presentación, pregúntate qué beneficio obtendrán de ello. No hables de características, habla de beneficios.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Gonzalo Álvarez Marañón

Formador, escritor y conferenciante. Obtuvo el título de Ingeniero Superior de Telecomunicación por la UPV/EHU (Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea) en 1995, doctor en Informática por la UPM (Universidad Politécnica de Madrid) en 2000 y coach asociado de SUN (Success Unlimited Network ®) por la ICF (International Coach Federation España) en 2012.

Dedicó los primeros quince años de su actividad profesional a la seguridad informática: a investigar y luego divulgar sus resultados en revistas, periódicos, libros, radio y TV, a vender sus servicios a empresas, a impartir formación dentro de organizaciones y a dar charlas sobre seguridad informática por todo el mundo en todo tipo de foros.

Tras la experiencia y conocimientos adquiridos hablando ante las audiencias más variadas, dio un giro de 180º a su carrera y empezó a ayudar a empresas y a particulares a presentar sus ideas con seguridad y confianza para mover a sus audiencias a la acción. Desde entonces, ha formado a miles de profesionales y directivos de todos los sectores sobre cómo hacer presentaciones y cómo hablar en público, tanto en el ámbito público como privado: PwC, Sacyr, Movistar, Pfizer, SegurCaixa/Adeslas, RENFE, Volkswagen/Audi, BOSCH, Roca, Canal de Isabel II, ONO, Calvin Klein, OCU, fundaciones, universidades y centros de investigación. También ha ayudado personalmente a presidentes y consejeros delegados de empresas como Vitaldent, Ferrovial, Acens, Construcía o Eyeworks, e incluso ha ganado un Premio Príncipe de Asturias y hasta un Premio Nobel.

En 2008 creó el blog El Arte de Presentar, el más leído en lengua española sobre presentaciones. En 2012 publicó con Planeta el best-seller del mismo título, El Arte de Presentar, ya por su 11.ª edición. En 2014 lanzó con Planeta Hipermedia la versión online del libro, rebautizada como Revoluciona tus Presentaciones. En 2015 publicó de nuevo con Planeta el libro cómic El Superhéroe de las Presentaciones.

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí

Comentarios

Son recomendaciones prácticas, son una trazado de acciones estructuradas.

Si, resume muy concretamente la esencia de una presentación , recomendable

Es impresionante todas las recomendaciones que el autor nos regala, es muy buen libro para entender que cuando das un charla estas dando un regalo a tus oyentes.

Excelente, explica con claridad las bases de una buena presentación.