Nuevo

Resumen del libro

Criptomonedas

Por: José Manuel Torres

Qué son, como utilizarlas y por qué van a cambiar el mundo
A+

Introducción

En este momento estás viviendo una de las revoluciones más importantes de la historia de la humanidad. Una que incluso puede ser más grande que el Internet mismo. Esta revolución es, por supuesto, la llegada de las criptomonedas.

Las criptomonedas surgen como una nueva forma de hacer transacciones financieras digitales de persona a persona, difícilmente manipulables y con una mayor seguridad y privacidad que el sistema tradicional. Sin embargo, aunque se habla mucho de ellas en distintos medios de comunicación, la realidad es que pocas personas las entienden.

¿Para qué sirven?, ¿qué es el Bitcoin?, ¿otras criptomonedas existen?, ¿qué es el blockchain?, ¿y qué puedes hacer para adentrarte a este mundo que promete cambiar la forma con la que interactuamos con el dinero?

Mi objetivo es responder a estas y otras preguntas que tengas. Además, te lo explicaré de la mano de Manuel, Carolina, Iker y Miguel, todos alumnos de mi escuela de Formación en Criptomonedas. El viaje que estamos a punto de comenzar es un poco distinto a los demás, ya que cada capítulo será una sesión de las clases en la que abordaremos temas fundamentales del mundo cripto. Y yo, José, seré tu profesor en esta aventura.

Al final de esta formación, no solo sabrás qué son las criptomonedas, el blockchain y las distintas monedas que existen, sino que también contarás con los conocimientos suficientes para poder adentrarte de lleno en este nuevo mundo.

¿Comenzamos?

¿Qué son las criptomonedas?

–¡Bienvenidos a nuestra primera clase de Formación en Criptomonedas –dije al entrar al salón de clases–, antes de empezar, me gustaría que todos nos presentemos rápidamente.

Manuel fue el primero en hablar. Dijo que era un empresario interesado en aprender a cómo comprar criptomonedas para poder guardarlas y venderlas cuando lo creyera necesario. Siguió después Carolina. Era una venezolana que había sido perjudicada por la inflación descontrolada de su país. Ha escuchado del potencial de las criptomonedas y quiere aprender de esta nueva tecnología para comprender cómo puede emprender en este nuevo mundo.

Luego Iker continuó. Era un joven de veintidós años con una mentalidad inquieta. Busca entender cómo funcionan las criptomonedas para comprender su potencial impacto en el futuro. Por último, Miguel. Era un inversor experimentado en trading y FOREX, y ahora buscaba aprender del mundo cripto para poder invertir también en él.

–¡Excelente! Hechas las presentaciones, comencemos con nuestra primera clase. El tema será, ¿qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son dinero digital. La primera y más conocida es el Bitcoin, pero con el tiempo, otras criptomonedas llamadas “altcoins” o “criptomonedas alternativas” se han creado (y se siguen creando) para aportar otras funcionalidades más allá del dinero electrónico. Además, se caracterizan por lo siguiente:

  1. Son descentralizadas, lo cual quiere decir que no dependen de un ente central como los bancos ni el Estado, sino que dependen de un mecanismo de consenso con miles de puntos en la red.
  2. Son seguras, debido a que todas las transacciones se registran y guardan en tiempo real gracias al blockchain y por ello la información no puede ser manipulada.
  3. Son internacionales, ya que no pertenecen a ningún país y pueden utilizarse a nivel mundial.
  4. Son finitas, o sea que son escasas y por lo tanto su valor puede mejorarse con el aumento de la demanda.
  5. No tienen intermediarios, se transfieren de persona a persona, lo que las vuelve más privadas.
  6. Y finalmente, son anónimas y transparentes, ya que todo el mundo puede ver las transacciones, pero no la identidad de las partes.

Sin embargo, hay que aclarar que no todas tienen esas características. Algunas, por ejemplo, no son descentralizadas ni finitas. Todo depende de la moneda en cuestión. En este sentido, todas estas cualidades han hecho creer a muchas personas que no todo puede ser tan bueno como lo pintan. Esto es normal. Las criptomonedas y la tecnología blockchain que las respalda son muy recientes y todavía se están haciendo su lugar en el mundo.

Al oír esto, Manuel levantó la mano y preguntó:

 –José, ¿qué significa eso de la tecnología blockchain? Suena a que es un concepto complicado.

–¡Qué buena pregunta, José! Además de oportuno, ya que ese es justo el tema que les voy a enseñar a continuación. Presten mucha atención.

Blockchain

–Muy bien. Antes de comenzar con el tema del blockchain, les pregunto, ¿alguno de ustedes sabe qué es? –dije para animar al resto de los alumnos a participar.

Iker levantó la mano y le cedí la palabra.

–La blockchain es un nuevo sistema de contabilidad por internet y tiene la característica principal de ser colectiva. Esto quiere decir que, en lugar de depender de terceros como los bancos para validar la información, depende solo de grupos de datos –dijo Iker con entusiasmo.

–¡Gran definición, Iker! Qué gusto saber que ya conoces del tema. Así es, tienes toda la razón. Ahora profundizaré un poco más al respecto.

Lo más interesante de la blockchain es que su sistema de contabilidad no es cerrada, ni oculto, ni controlado por un agente externo. Al contrario, se trata de un registro totalmente abierto que cualquiera puede examinar para informarse acerca de cualquier transacción que se haya realizado.

Además, la información se encuentra distribuida y replicada en la red. Aquí, cada ordenador es un nodo, y cada uno de ellos tiene información idéntica. Cada transacción se registra en la red y cada nodo tiene la misma información. En este sentido, eso es justo lo que le da validación a cada transacción, ya que, si un nodo intenta cambiar o falsificar algún dato, el resto de nodos, o sea, el resto de los computadores de los usuarios, se darían cuenta de ello debido a que la información no es la misma, y con ello invalidan esa operación.

–¿Y esa información cada cuanto tiempo se actualiza? –comentó Carolina.

–Todo el tiempo, es en tiempo real –contesté.

–Ahora entiendo –dijo Manuel–, me parece un concepto fascinante que la validación de datos se dé a partir del hecho de que todos contamos con la misma información.

 –Así es, Manuel. –y concluí diciendo–, ahora que sabemos cómo funciona el blockchain, es momento de empezar a conocer a las criptomonedas que utilizan este sistema. Iniciaremos con la más popular: Bitcoin.

–¡Sí! –expresó emocionado Miguel.

Bitcoin

–Lo primero que hay que saber del Bitcoin es que se trata de efectivo electrónico que se transfiere de persona a persona. Su creación data es del año 1980, pero 2008 fue el año en el que se publicó su “white paper”, lo que la convirtió en la primera criptomoneda en utilizar blockchain. Sin embargo, para que el Bitcoin se convirtiese en un activo financiero valioso, debía seguir ciertas reglas económicas, o en otras palabras, tenía que ser finito y escaso, lo cual se resolvió de la siguiente manera. Desde su origen, solo existen 21 millones de monedas, pero no todas fueron creadas a la vez, sino que cada diez minutos, desde su lanzamiento, entonces se libera un único bloque de información, y cada bloque contiene cierta cantidad de monedas:

  1. Primero de cada bloque, estaba formado por 50 Bitcoin. Y aproximadamente cada cuatro años este número se divide por la mitad, este proceso de división se llama “halving”.
  2. El segundo bloque, contenía 25, luego 12.5, y así sucesivamente hasta la última moneda.

–José, pero si tan solo habrá 21 millones de Bitcoin, ¿cómo esperan que lo utilice el mundo entero? –preguntó suspicaz Miguel.

–Lo cierto es que ese nivel de escasez no será un problema, ya que cada Bitcoin puede dividirse hasta el octavo decimal y potencialmente aún más en el futuro. O sea, que será posible transferir 0.00000001 Bitcoin. Esto hace que estemos hablando de al menos cuatrillones de unidades “monetarias”.

Otra de las cualidades del Bitcoin es la seguridad en sus transferencias. Según expertos, es al menos tres veces más segura que una transferencia entre cuentas bancarias.

Además, Bitcoin es un medio de pago irreversible. Esto quiere decir que, si de “A” se ha transferido un Bitcoin a “B”. Entonces sucede que “A” renuncia a la posesión de esa moneda y la única forma de que esta regrese a “A” es mediante una nueva transacción.

–Interesante. ¿Y quién es el dueño de la empresa Bitcoin? –preguntó Carolina.

–Bitcoin no es propiedad de una persona ni empresa. Tampoco es una herramienta, no obstante, podemos considerarlo como un marco para el desarrollo de herramientas ya que puede ser modificado.

El código abierto es justamente lo que hace posible esas modificaciones porque permite a los desarrolladores implementar mejoras propuestas por la comunidad, siempre y cuando haya consenso.

–Todo se escucha increíble, José. ¿Pero qué pasa si de repente el proyecto desaparece y hace perder a todos los inversores su dinero?, ¿es eso posible? –preguntó Miguel un poco a la defensiva.

–Eso no es muy probable –dije tratando de calmarlo–, la realidad es que para frenar Bitcoin habría que eliminar internet o al menos lograr que todos los ordenadores que forman parte de la red quedaran incomunicados. Pero, de todas formas, aunque eso sucediera temporalmente, bastaría con que uno de los nodos permaneciese operativo para que cuando se restablecieran las conexiones la información pueda ser recuperada. Y concluí diciendo–, Muy bien, clase, si no tienen más preguntas por ahora, podemos dar por concluida esta sesión. Los veré mañana para continuar con las siguientes lecciones.

Llaves y monederos

–Buenos días a todos. Hoy comenzaremos a adentrarnos un poco más en el mundo cripto y sus componentes principales, en este caso hablaremos de las llaves y monederos. Para iniciar, primero me gustaría explicarles lo que realmente significa tener un Bitcoin. Tener un Bitcoin, en realidad quiere decir tener la facultad para transferir la posesión de ese Bitcoin a otra persona.

Lo que poseemos en realidad es una llave privada que hace posible firmar una transacción para, ahora sí, llevar a cabo una transferencia. Aquí es justo donde entran las llaves. Verán que, todas las personas que participan en el mundo de las criptomonedas tienen una llave, o clave, de dirección pública y otra privada.

Las llaves públicas no tienen ninguna información sobre sus dueños, por eso se les considera anónimas. Son secuencias alfanuméricas (hechas por números y letras) como, por ejemplo: 0x875c8B0756C2E4f16106F17d74lb98D757123fCF. Podríamos decir, a modo de analogía, que la llave pública es como el número de cuenta o IBAN de una cuenta bancaria.

Por otro lado, para realizar una transferencia, se necesita de la llave privada, que es la que permite al usuario firmar la transacción. Si continuamos con la analogía, esta llave es como una contraseña o un pin, y su formato también es alfanumérico.

–¡Pero ojo! Presten mucha atención –dije en voz alta–, si pierden sus claves privadas, pierden sus criptomonedas. Por eso es tan importante resguardarlas.

–Me recuerda a la vez cuando perdí mi billetera junto a mis credenciales y efectivo. Nunca pude recuperarla –comentó Manuel.

–¡Oye José!, y así como hay billeteras para el dinero normal, también las hay para las criptomonedas, ¿no? Supongo que para eso son los monederos –participó Iker.

–¡Justamente, Iker! Los monederos son, al igual que las billeteras, el instrumento que tenemos para guardar nuestras criptomonedas.

Además, existen varios tipos de monederos. Algunos son más seguros, aunque más incómodos de utilizar y otros son de un uso muy simple, aunque resultan más vulnerables para ataques externos. Por ejemplo:

  1. Los monederos online son los más sencillos, pero los menos seguros. Se accede a ellos desde el navegador y son ideales para transferencias pequeñas. Digo que son menos seguros porque almacenan las llaves privadas en sus propios servidores, lo que los hace más vulnerables a ataques externos.
  2. También hay monederos disponibles en aplicaciones para dispositivos móviles y para ordenadores. Estos últimos son bastante seguros debido a que las claves se almacenan en el propio ordenador, pero si este se estropea y no tienes un respaldo, puedes perder tus claves para siempre.
  • Por último, hay monederos de hardware. Se trata de dispositivos USB que almacenan tus claves privadas. Son los más seguros de todos, aunque un poco complejos de utilizar.

Finalmente, siempre puedes escribir tus claves en papel y resguardarlas muy bien. Aunque claro, hay que asegurar que el lugar sea lo suficientemente seguro y seco para no llevarte ninguna sorpresa.

Casas de cambio y exchanges

 –Muy bien alumnos, ahora ya saben qué son las criptomonedas, cuáles son sus características principales, qué es el blockchain, qué es y cómo funciona el Bitcoin, y saben qué son las llaves públicas, privadas y los monederos.

El siguiente tema a abordar serán las casas de cambio y los exchanges. Ambos conceptos son igual de necesarios de comprender para poder profundizar en el mundo de las criptomonedas. En primer lugar, cuando hablamos de casas de cambio, hablamos de páginas web donde se puede cambiar dinero tradicional (euros, dólares, pesos) por criptomonedas o viceversa. En otras palabras, es el lugar donde compras las monedas. Algo similar a las casas de cambio de los aeropuertos.

–Disculpa, José –dijo Carolina levantando la mano–, yo había escuchado que las casas de cambio también pueden servir como monederos; y que los monederos también pueden funcionar como casas de cambio, estoy algo confundida.

–Interesante observación, Carolina –contesté–, no hay que olvidar que el mundo de las criptomonedas avanza muy rápido y cada vez se están posibilitando nuevas alternativas a medida que se extiende su uso.

Por lo tanto, es verdad que algunos monederos ofrecen ya la posibilidad de comprar ciertas criptomonedas. Podemos decir que la línea que separa las casas de cambio de los monederos es cada vez más tenue. El uso que les prefieras dar depende de ti, no obstante, siempre debes prestar especial atención en comprobar dónde se almacenan tus llaves privadas, ¿recuerdas? Como ya sabes, siempre es más seguro tenerlas fuera de Internet.

–De acuerdo, gracias por la aclaración –comentó Carolina.

–Pero ojo, los monederos y las casas de cambio no son los únicos jugadores al momento de comprar y vender criptomonedas. Existe otro factor que hay que tener muy en cuenta: los exchanges. Verán, un exchange es el lugar donde puedes comprar el resto de las criptomonedas disponibles a partir de los Bitcoin adquiridos en las casas de cambio. Además, los exchanges son los que tienen la mayor variedad de criptomonedas para la compra y venta.

Esto es importante, ya que hay monederos y casas de cambio que solo tienen disponibilidad de comprar solo un par de monedas. En los exchanges esto no es así y, por si fuera poco, también permiten almacenar tus criptomonedas.

–¿Hay muchos tipos de exchanges? –preguntó Miguel.

–Así es, y decidir cuáles utilizarás es una decisión importante. Lo primero que tienen que saber es que la mayoría de los exchanges no aceptan dinero tradicional, también conocido como dinero FIAT. Por este motivo es necesario comprar Bitcoin, por ejemplo, en una casa de cambio antes de comenzar a operar en un exchange.

La decisión de decidir por cuál exchange optar es de ustedes. Algunas cosas que pueden tomar en cuenta si acepta dinero FIAT o solo Bitcoin, si almacena sus monedas o no, variedad de criptomonedas disponibles y precios. Y bien, clase –dije para dar por terminada la sesión –¿Alguien tiene alguna pregunta más? Si no es así, entonces los veré mañana.

Altcoins y minería

Altcoins

–Buenos días, José –saludó Miguel mientras ingresaba al salón –Hasta ahora solo hemos visto formas de comprar criptomonedas, pero solo has hablado del Bitcoin. ¿Qué hay con el resto de monedas?

–Buen día, Miguel –respondí–. Es verdad. Hasta el momento solo hemos hablado de Bitcoin, sin embargo, el resto de temas tales como monederos, casas de cambio y exchanges no son exclusivos de esta moneda. Y es justo por eso que la sesión de hoy tratará de las otras criptomonedas que existen, aunque veremos solo las más populares o las más prometedoras ya que hasta el día de hoy existen alrededor de 2,000.

–Perfecto, estoy ansioso en conocerlas –dijo Miguel emocionado.

Las criptomonedas alternativas, también conocidas como “altcoins”, son el resto de monedas que conforman el ecosistema cripto. Invertir en una de ellas es confiar en las nuevas funcionalidades y aportaciones que cada moneda trae consigo. Esto quiere decir que, debido a que cada criptomoneda es diferente a otra, cada una de ellas cuenta con cualidades que apuestan por mejorar el mundo cripto. Por ejemplo, la apuesta de Bitcoin es la de implantar una nueva economía descentralizada, sin intermediarios y más inclusiva.

–¿Y qué otro tipo de apuestas existen por parte de otras “altcoins”? –comentó Manuel–, He escuchado mucho de una que se llama “Ethereum”, ¿cuál es la suya?

–“Ethereum” es una moneda importante en el mundo cripto ya que fue la primera criptomoneda en hacer posibles los contratos inteligentes. Esa es su apuesta. Pero profundicemos un poco más.

Un contrato inteligente se puede entender como una forma de inyectarle un comando al dinero. Por ejemplo, si tú vendes una casa, el contrato inteligente hará que la titularidad de la casa pase a ser del comprador y que a ti te aparezca la cantidad pactada de criptomonedas en tu monedero. Sus aplicaciones son infinitas y prometen cambiar la forma de hacer contratos. Así, “Ethereum” es en realidad una plataforma de código abierto, descentralizada, que permite la creación de este tipo de contratos inteligentes y que funciona con una criptomoneda llamada “Ether”, que se utiliza para compensar a los participantes que apoyan su ecosistema.

Otra criptomoneda que está tomando mucha fuerza es el “Litecoin”, cuya apuesta es aumentar la velocidad para realizar transacciones, incluso más rápido que Bitcoin, además de ser más fácil de usar. Es bastante popular en China. Pero también tenemos la Binance coin, que es la criptomoneda del exchange más importante del momento: “Binance”. La cualidad de esta moneda es que ofrece ventajas a los usuarios que la usan. Su utilidad se centra en aplicar rebajas del 50% cuando se hacen transacciones mediante el exchange de “Binance”.

Otra “Altcoin” muy interesante es “Monero”, la moneda del anonimato. Está 100% enfocada en la privacidad de la persona. Verán, Bitcoin en realidad es una moneda seudoanónima ya que cada transacción deja cierta trazabilidad; esto no ocurre con “Monero”. Sin embargo, debido a esta cualidad, los exchanges siguen evaluando si trabajar con ella o no.

Finalmente, recuerden que hay más de 2,000 criptomonedas actualmente y que cada día están creándose más, por lo tanto, es importante mantenerse al día de estos nuevos proyectos para saber cuáles son sus aportes y cuánto potencial de crecimiento tienen.

Minería

–Otro concepto que me gustaría enseñarles en esta sesión es el de la minería. Estoy seguro de que muchos ya han escuchado este término, pero ¿qué significa? –les dije a todos para dar inicio con el siguiente tema.

Muy bien, en el mundo cripto se utiliza el término “minar” por su semejanza con la minería de metales preciosos. Este es el procedimiento por el cual se validan las transacciones y se generan los nuevos bloques, como el caso de Bitcoin. Ahora bien, la minería es el mecanismo de consenso en la red Bitcoin, y ese proceso se llama “proof of work”. Consiste en que cada diez minutos se propone un problema matemático, y el “minero” más rápido en resolverlo obtiene una recompensa, siempre y cuando el resto de mineros coincida en que la solución es correcta.

Esta recompensa equivale al nuevo bloque, con la cantidad de Bitcoins que corresponda según el “halving”, y las comisiones de todas las transacciones dentro de esos diez minutos. Además, la dificultad de los problemas incrementa cada vez más, y esto ha ocasionado que, por ejemplo, usuarios que minaban desde sus casas usando sus laptops ya no tengan la capacidad computacional para seguir haciéndolo.

Por este motivo, la rentabilidad de la minería depende de muchos factores como: “hashpower”, la habilidad de optimizar gastos, dificultad del problema y el precio del Bitcoin.

–Oye José, ¿entonces crees que en un futuro cercano veremos a empresas o bancos con grandes recursos entrar en el sector de la minería y participando en el consenso? –preguntó Manuel con gran perspicacia.

–No lo creo, Manuel… ¡ya está sucediendo ahora mismo! –respondí–, Fidelity, una multinacional estadounidense que gestiona 2.4 trillones de dólares en activos ya está apostando por el desarrollo de centros mineros.

–Impresionante –replicó Manuel–, no dudo que la minería tenga el potencial de crear empresas dedicadas exclusivamente a ese proceso, pero todo está por escribirse así que toca estar atentos.

–Efectivamente –dije para concluir con la sesión de hoy–. El mundo cripto apenas está desarrollándose. Hoy mismo pueden estar programándose las próximas criptomonedas estrellas y hay que estar muy atentos para no solo presenciar su nacimiento y crecimiento, sino también para participar en su evolución.

¿Cómo analizar el mercado?

–Esta es nuestra última clase –les comenté a todos al momento de ingresar–. Hasta ahora todos ustedes ya saben qué son las criptomonedas, cuáles son sus características, qué es el blockchain y qué es y cómo funciona el Bitcoin. Además, también saben qué es un monedero, una casa de cambio y un exchange. Conocen para qué sirve cada uno y que cada vez están empezando a compartir ciertas funcionalidades.

Reconocen las diferencias entre una llave pública y una llave privada. También saben qué es un “altcoin”, cuántas hay aproximadamente y cómo funciona el proceso de minería. Todo esto les brinda unas fuertes bases para comenzar a explorar este nuevo mundo digital y a reconocer cuáles son los pasos para iniciar a invertir en él. No obstante, aún tienen una lección más que aprender, y es analizar el mercado.

A continuación, les explicaré cuáles son los factores que hay que tener en cuenta a la hora de analizar este fluctuante mercado de las criptomonedas. Una vez lo sepan, ya estarán listos para dar sus primeros pasos. Así que sin más… ¡comencemos!

Lo primero que hay que considerar son las noticias. Esto por una razón muy sencilla: suelen tener impacto en el precio. La clave está en identificar si la noticia es verdadera o falsa para poder decidir si tienes que tomar una decisión al respecto o no. Hay que ser muy minuciosos al momento de elegir la fuente de información. Por ejemplo, si un medio de comunicación especializado como CoinDesk, Cointelegraph, CCN, Cryptoslate o Toshitimes comparte una noticia, es probable que tenga un buen grado de veracidad. Lo mismo sucede si la noticia es compartida por un medio de comunicación tradicional de prestigio.

No obstante, si te informas con medios especializados, hay que tener en cuenta que pueden llegar a ser algo optimistas en sus noticias; por otro lado, si acudes a los medios tradicionales, considera que pueden llegar a ser un poco pesimistas.

La clave aquí está en informarte lo más que puedas considerando ambos puntos de vista y tomar una decisión con criterio. Lo segundo que puedes hacer para analizar el mercado es hacer un análisis fundamental, el cual busca descubrir el valor real de un “criptoactivo” y conlleva una detallada búsqueda de información acerca de este.

Para hacer un buen análisis fundamental hay que realizar un balance entre objetividad y subjetividad. La información más relevante a considerar puedes obtenerla del “white paper” del proyecto o de su sitio web. Considera factores tales como:

¿Quiénes conforman el equipo de desarrollo?, ¿cuánta experiencia tienen?, ¿cuál es su aportación al ecosistema?, ¿cuál es su hoja de ruta o “road map” ?, ¿cuál es su competencia?, ¿cuál es su público objetivo y cuál es su país de constitución, lanzamiento y adopción?

Una vez obtengas esa información y aquella que te parezca relevante, podrás valorar mejor el futuro del proyecto y decidir si es un buen lugar donde depositar tu dinero o no. Y, por último, para poder llevar a cabo un buen análisis de mercado, debes considerar ciertos indicadores específicos del mundo cripto:

  1. Lo primero, que debes mirar es el market cap de cada moneda. Esto lo calculas multiplicando el precio de la moneda por la cantidad circulante de la moneda, por ejemplo, si Binance coin cotiza en 26.20 dólares y su cantidad circulante es de 109.175.490, su market cap sería de 2.860.447.556.
  2. Segundo, se debe también calcular el market cap global, el cual es la suma de todos los market cap individuales en ese momento.

Contar con ambas métricas es importante, ya que son indicadores del flujo del dinero en el mercado cripto, habla de la liquidez que hay y de la posibilidad de comprar y vender con más facilidad o no.

  1. Por último, conoce la diferencia entre el max supply, o sea, la cantidad máxima de monedas que van a existir; y el circulating supply, que es la cantidad de monedas en circulación en este momento. Con ello podrás saber en qué etapa de vida se encuentra la moneda y su crecimiento potencial.

–Ahora sí, clase –dije satisfecho–, con toda esta información ya pueden terminar de elaborar sus estrategias de inversión. No olviden que es igual de importante observar la información tanto de forma individual como conjuntamente, así tendrán un mejor panorama de la situación.

Errores comunes

–Antes de despedirnos, me gustaría dejarles una lista de los errores más comunes entre los inversores del mundo cripto para que no les suceda a ninguno de ustedes:

  1. El primero es una mala gestión de las contraseñas. No olviden que las contraseñas que se requieren para crear cuentas en monederos y exchanges exigen una seguridad alta, por lo tanto, sus contraseñas serán robustas y complejas.

Por este motivo no se lo dejen a su memoria, mejor guárdenlas muy bien en su móvil, ordenador, en un papel, o en los tres. Lo mismo sucede con las llaves privadas, no olviden que si las pierden también pierden sus criptomonedas.

  1. Otro error es acceder a sitios web erróneos. Actualmente existe una práctica llamada phising que consiste en captar fondos o contraseñas mediante páginas web falsas que se parecen mucho a las reales. Por tal motivo, no olviden comprobar que el sitio web al que ingresan contiene en la “url” la S dentro del “https”.
  • Un error igual de frecuente, y pongan mucha atención en este, es que cuando una persona empieza en el mundo cripto cree que se puede enviar una criptomoneda a la dirección de otra. Esto no es así.

Cada criptomoneda tiene su tipo de direcciones características y no son compatibles con las de otras criptomonedas. Por ejemplo: si tienes Bitcoin y alguien te pasa una dirección “ethereum” para que le envíes dinero, antes tendrías que comprar “ethereums” con tus Bitcoin en un exchange para poder hacer la transferencia.

  1. Y, por último, otro error es no vigilar tus monedas periódicamente, ya que puede pasar que un exchange decida deslistar una moneda, y si no vigilas tu cartera, puede que pierdas esos fondos sin la posibilidad de recuperarlos.

–Y con esto, Manuel, Carolina, Iker y Miguel, están listos para emprender su viaje en este nuevo y prometedor mundo. Espero que todo lo que han aprendido aquí les sirva para comenzar su camino como inversores y para que formen parte de esta nueva revolución en la historia.

Conclusión

–Antes de que nos retiremos, me gustaría que se quedaran con un pensamiento final. Y es que todavía estamos en una fase muy temprana con respecto a la adopción de las criptomonedas. Si les soy honesto, hay una pregunta que no deja de sonar en mi cabeza cada vez que termino una formación como esta. Y es: “¿Cuál será el evento que provoque la adopción masiva de las criptomonedas?”.

Es emocionante pensar que todos estaremos presentes cuando eso ocurra, ¿no? En algo que será, seguramente, uno de los acontecimientos más importantes de la historia moderna. Todo parece indicar que ese acontecimiento sucederá muy pronto, que más pronto que tarde las criptomonedas y la tecnología blockchain estarán presentes en muchos sitios. Incluso en los que menos imaginamos.

Únanse al cambio. Apuesten por nuevas tecnologías que contribuirán al desarrollo de nuestras sociedades. Al final, cuantas más personas se unan a este viaje y decidan su rol en él, más fuerte se hará el sistema y más confianza despertará en otros para hacer lo mismo.

 

Fin del resumen

Biografía del autor

José Manuel Torres

José Manuel Torres es ingeniero por la Universidad de Penn State y doctor en seguridad informática por TECNUN. Ha sido profesor de grado y posgrado, empresario, coach, consultor y conferenciante. En 2015 conoció Bitcoin y desde entonces ha dedicado su tiempo a estudiarlo, entenderlo y explicarlo con las personas más influyentes en el mundo de las criptomonedas.

Hacer QUIZ Tienes que leer el libro antes de hacer el QUIZ

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí