Atrévete a motivarte

Resumen del libro

Atrévete a motivarte

Por: Juan Carlos Cubeiro Jorge H. Carretero

Manual práctico para vivir motivado tanto en la vida como en el trabajo
Lectores 129
Favorito 16
Comentarios 0
A+

Introducción

Como afirma el filósofo José Antonio Marina, la motivación nos plantea dos problemas fundamentales, elegir bien las metas y mantener la energía para alcanzarlas. La motivación es una maquinaria que nos aporta energía y metas para funcionar, pero para motivarnos necesitamos unos determinados estímulos que transformen la energía interna en energía mecánica capaz de realizar un trabajo determinado.
Así pues, te proponemos revisar el rendimiento, la velocidad, la potencia y el par motor de tu motor interno para reinventarlo y reconstruirlo. A través de ejercicios prácticos alimentarás tu curiosidad, serás más optimista, contagiarás entusiasmo, confiarás en ti mismo y creerás en tus sueños. En definitiva, aprenderás a vivir más motivado y a convertir la motivación en un modo de vida.
Nuestro propósito es ayudarte a activar tus motivaciones internas, que se basan en contar con un propósito, ser autónomo y aprender constantemente. De esta forma, la motivación te ayudará a saber lo que quieres, cómo lo quieres, y también lo que cuesta y lo que sacrificarás por ello. 

Movilízate, oriéntate y aprovecha el tiempo

¿Sabes qué te mueve? ¿Te estimulas o simplemente reaccionas? En otras palabras, ¿diriges tu propia vida o llevas la que te dictan los demás? Para que reflexiones sobre esto, comienza elaborando una lista de tus diez mayores estímulos positivos y negativos. Este ejercicio preliminar es fundamental para seguir adelante, ya que si sabemos qué es lo que más nos motiva podremos “programarnos” para imaginar situaciones estimulantes y revivirlas en cada momento.
El objetivo es descubrir nuestra vocación probando y probando hasta que sepamos para qué valemos, para qué servimos a nosotros y a los demás y qué nos hace especialmente felices. Esta motivación hay que contarla, expresarla y vivirla, y para ello te proponemos que comiences escribiéndola en una frase de no más de 140 caracteres: Lo que más me gusta en la vida es
A continuación, debes descubrir qué es lo que te apasiona, ya que la pasión es algo presente en nuestras palabras y en nuestra realidad y hace que nos entreguemos en cuerpo y alma a lo que más placer nos da. Como ejercicio, déjate llevar por la imaginación y haz un collage de una página de tu vida con fotos tuyas y de revistas que expresen aquello que sientes con mayor intensidad. Este espectro de quién eres te ayudará a conocerte mejor. Cuando expliques el collage a tus amigos y familiares te sorprenderán tus propios comentarios sobre lo que realmente te arrebata en la vida.
Pero ¿es la pasión algo irrefrenable o podemos planificarla? La pasión es intensidad personal, algo incondicional que nos envuelve. Sin embargo, es posible planificarla para convertirla en un recurso a la hora de convencer mejor que con cualquier truco de comunicación. Para emplear eficazmente la pasión debemos canalizarla a través de un propósito claro, definir nuestras acciones tanto en su ámbito como en su intensidad y desempeñar con pasión. Además, podemos contagiarla mediante el ejemplo y reevaluarla modificando nuestro plan de acción si fuera necesario. Por último, estemos atentos a los siete frenos de la pasión: miedo, duda, parálisis, pereza, estrechez de miras, retrasos y exceso de prudencia. No te preguntes ¿por qué?, sino ¿por qué no?
Un obstáculo para la motivación es el empecinamiento en alguna idea. Para superarlo, cambia tu marco de referencia fomentando el saludable hábito de la curiosidad. Para desarrollarlo, el consultor Manuel Fernández nos recomienda prestar atención a nuestro entorno para fijarnos en los detalles que nos pasan desapercibidos. Además, deja de esforzarte por ser un sabelotodo y conviértete en artista. Hazte preguntas aparentemente tontas, ya que podrían conducirte a grandes asuntos y cambiarte la vida. Por último, juega y diviértete. Compórtate como un niño porque la curiosidad no tiene por qué ser necesariamente intelectual, sino también física y emocional.
Aquellos que creen en sus sueños adquieren un poder formidable. Para soñar despiertos debemos ser conscientes de nuestra llamada zona de confort, que es aquello a lo que estamos acostumbrados, y tratar de salir de ella probando cosas nuevas e incluso adentrándonos en las zonas que nos bloquearían. Creer en nuestro sueño es creer en uno mismo sin caer en la prepotencia o en el cuento de la lechera. No se trata de pensar “si no lo veo, no lo creo”, sino “si no lo creo, no lo veo”. Imagínate que dentro de unos años se hace una película sobre tu vida. ¿Qué te gustaría que contase? Atrévete a dibujar el story board de tu vida.  
No hay nada más realista que tener metas en la vida. Las personas que van a salto de mata y que viven sin plantearse el futuro que les gustaría tener están  desmotivadas porque no saben lo que son ni aquello en lo que pueden convertirse. Márcate dos o tres metas ilusionantes y plásmalas por escrito de forma general y abstracta: Mis tres grandes metas son… Después, convierte esas metas en objetivos concretos aplicando el llamado filtro MARTE: un objetivo debe ser medible, alcanzable, retador, temporal y especifico. 
Márcate un máximo cuatro objetivos cada seis meses y sigue paso a paso un plan de acción que recoja sus hitos. Revísalos cada mes y determina los obstáculos que encuentres en el camino. Así pasarás de ser víctima a transformarte en protagonista, una elección personal que exige análisis, visión de futuro y esfuerzo constante. La clave consiste en persistir. Para ello comienza haciendo algo, usa la motivación como fuente de energía, recuérdate hacia dónde te diriges, adopta nuevos hábitos, diviértete, gratifícate, diferencia los errores del fracaso, descansa, y si no es posible alcanzar el objetivo, despídete de él. Equivócate rápido para seguir avanzando.
Un método que te ayudará a elevar tu motivación es el reseteo de tu mente, algo que puedes conseguir dejando espacios para la sorpresa y las innovaciones. Como sabemos gracias a los científicos, la felicidad reside en el interior, no en el exterior, así que limpia tu PC biológico y elimina tu software tóxico. Te proponemos que medites de la forma en que te sientas más cómodo, que mantengas un contacto frecuente con la naturaleza y que sigas una dieta espiritual. Dejarnos espacio mental es como dejar espacio físico en nuestra casa. Si todo está abarrotado no habrá opciones de crecimiento.
Una vez trazados los objetivos, llega el momento de priorizar, ya que las prisas son malas consejeras y podemos terminar dando más importancia a lo superfluo, a la forma sobre el fondo. Lo urgente no siempre coincide con lo importante, de modo que convendría escribir una lista de los asuntos que debes resolver a diario, semanal y mensualmente, para hallar lo que es más importante para ti y adquirir el hábito de priorizar.
A menudo confundimos los momentos de reflexión (tiempo para pensar) con los de acción (tiempo para ejecutar). Esta confusión afecta a la motivación porque nos hace vivir con la sensación de que no nos da tiempo para nada. Recuerda que reflexionar es deliberar, elegir, determinar lo que vamos a hacer, lo que queremos y necesitamos hacer. ¿Cuándo debemos dedicar ese tiempo para pensar? Por ejemplo, antes de llegar a la oficina, el domingo por la tarde o la noche anterior. El 90% de la resolución de un problema es entenderlo bien.
En los cursos de gestión del tiempo se suele hablar de los llamados ladrones de tiempo. Para el experto en productividad Alberto Pena existen siete ladrones de tiempo y siete técnicas para combatirlo. En el trabajo, los pecados capitales del tiempo son las interrupciones, la improvisación y las reuniones improductivas. Y en nuestro tiempo de ocio, la televisión, Internet, el correo electrónico y el teléfono.
Para enfrentarte a estos obstáculos, anticipa las interrupciones más frecuentes, identifica las tareas clave y las reiterativas y termínalas cuanto antes, y no vayas u organices reuniones improductivas. Además, no dejes encendida la televisión y disfruta de actividades más gratificantes, recuerda que Internet es un buen siervo y un mal amo, dedica un tiempo concreto a tu correo electrónico y sé preciso y directo al teléfono.
Y sobre todo debes saber que el tiempo es relativo. Intenta alcanzar el estado de fluidez, consistente en estar absolutamente absorto en una actividad. La fluidez es un tipo de motivación intrínseca, es decir, haces lo que haces porque te gusta. Para desarrollar la fluidez, apunta qué actividades cotidianas te hacen fluir. La fluidez fomenta la concentración mental, suprime las distracciones, elimina el miedo al fracaso y hace que olvidemos nuestro ego y disfrutemos de las experiencias por ellas mismas.
Como dice Eduardo Punset, un hombre que ha sido casi de todo en la vida, “fluye, motívate y sé feliz”. A diferencia del filósofo Descartes, Punset cree que “existo, luego pienso”. El truco de su motivación, lo que le mueve, es precisamente la curiosidad, y cree que lo único que importa es el reconocimiento y el amor del resto del mundo. Para él, la motivación también es posible en la vejez, periodo en el que nuestros recuerdos son más complejos, sofisticados y bellos. Punset se ha reinventado varias veces y sigue siendo un hombre inquieto que disfruta de la vida.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Juan Carlos Cubeiro

Juan Carlos Cubeiro, socio director de Eurotalent, está considerado como uno de los mayores expertos españoles en talento, liderazgo y coaching. Autor de 18 libros, es profesor de Liderazgo y Dinamización de Equipos en la Universidad Comercial de Deusto y de Estrategia y Gestión por Competencias en la Universidad San Pablo-CEU y ESADE, entre otras escuelas de negocios.

Jorge H. Carretero

Jorge H. Carretero es vocal portavoz de la Real Federación Española de Fútbol y director del Curso Superior de Directores Deportivos de la RFEF y del programa de fútbol como autogestión para la reinserción de personas privadas de libertad en colaboración con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias. Experto en dirección de empresas y comunicación, es Máster en Marketing y Business Administration, presidente de la RSD Alcalá y Presidente de Honor de la Asociación de Coaching Fundesem. Asimismo, es un reconocido conferenciante en foros deportivos y empresariales e integrante de plataformas relacionadas con la investigación del deporte. Es coautor de varias publicaciones relacionadas con el marketing y la economía deportiva. 

Ficha técnica

Editorial: Alienta

ISBN: 9788415678595

Temáticas: Habilidades directivas

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí