Adáptate

Resumen del libro

Adáptate

Por: Tim Harford

Porqué merece la pena experimentar aun cuando muchos experimentos acaben en fracaso
Lectores 168
Favorito 14
Comentarios 0
A+

Introducción

 

“Estar dispuesto a fracasar es el primer paso esencial para aplicar las ideas de este libro a la vida cotidiana”. En un mundo cada vez más complejo y cambiante, el economista Tim Harford nos descubre un camino revolucionario para resolver por nosotros mismos los grandes problemas que acechan al mundo de hoy: el método de ensayo-error, que implica que detrás de cada éxito siempre existe una serie de fracasos que lo han hecho posible.
La experimentación, la búsqueda de nuevas ideas, la valentía de asumir el riesgo de equivocarnos y la habilidad de aprender de cada fracaso determinan nuestra capacidad de adaptación y posibilitan el hallazgo de soluciones a cada obstáculo que se interpone en el desarrollo de la sociedad o de nuestro día a día.
Partiendo de este sencillo pero esencial e innovador método, Tim Harford analiza diversos temas de la actualidad, desde la crisis bancaria hasta el cambio climático, pasando por los conflictos armados o la lucha contra la pobreza, y nos ofrece las claves de cómo se afrontan estas dificultades, qué tienen en común y por qué cuando se resuelven nos parece que se ha producido una especie de milagro. Este libro trata sobre estos milagros y cómo conseguir que sucedan más a menudo aplicando estos principios:
  1. El método de ensayo-error es un proceso muy efectivo de resolución de problemas en un mundo complejo, cosa que no puede decirse de confiarlo todo a la pericia de los expertos.
  2. "No hay plan que sobreviva al primer contacto con el enemigo". Lo importante es la rapidez a la que sea capaz de adaptarse un líder.
  3. "La evolución es más inteligente que tú". Cuando anticipamos conclusiones sobre cómo sería determinada solución podemos encontrarnos con consecuencias desagradables. En un mundo incierto necesitamos más de un plan.
  4. Al intentar algo nuevo, hay que hacerlo a una escala que sobreviva al fracaso.
  5. El mundo recompensa cada vez más a quienes se adaptan rápidamente a las circunstancias concretas. Son las personas que trabajan regularmente en un lugar o un departamento determinado las primeras en darse cuenta de si algo va mal.
  6. Todos necesitamos un crítico y, para la mayoría de nosotros, el crítico interior no es lo suficientemente sincero.

 

La adaptación

Los biólogos emplean una palabra para designar cómo surgen las soluciones de los fracasos: evolución. Definida a menudo como supervivencia de los más adaptados, la evolución es un proceso impulsado por el fracaso de los menos adaptados. Y en absoluto planificado, para nuestro desconcierto, pues tendemos a creer instintivamente que los problemas complejos exigen soluciones dadas por expertos. La respuesta a un determinado proceso toma cuerpo en una formidable complejidad: surgen variantes de lo ya existente, se eliminan los resultados fallidos y se reproducen los exitosos y así sucesivamente. Variación y selección, una y otra vez. Las buenas ideas se difunden porque las copian los competidores, porque miembros de la plantilla se establecen por su cuenta para explotarlas o porque la empresa en cuestión crece. La presencia de estos elementos de variación y selección define el escenario del proceso evolutivo o, por decirlo más claramente, de la resolución de problemas por el método de ensayo-error.
¿Puede aplicarse el método de ensayo-error a la economía, pese a los denodados esfuerzos de directivos, estrategas y consultores? El economista Paul Ormerod realizó un estudio de las extinciones biológicas, mediante lo que nos cuenta el registro fósil en los últimos 150 millones de años, y las compara con las extinciones empresariales. En el modelo de "la planificación es imposible", las pautas de vida y muerte de las empresas son increíblemente cercanas a las de los seres vivos. No deberíamos precipitarnos a la hora de extraer conclusiones de un modelo matemático abstracto, pero del descubrimiento de Ormerod se desprende que la planificación efectiva es rara en la economía moderna. Según todos los indicios, en un entorno competitivo, muchas decisiones empresariales no son exitosas. Las grandes empresas están constantemente desechando malas ideas y buscando algo mejor.
Los estudios de Philip Tetlock sobre los expertos (en los que puso de manifiesto la dificultad de que los analistas económicos y políticos hicieran predicciones decentes) y la historia de las empresas "excelentes" que luego se van a pique con tanta frecuencia llegan a la misma conclusión: estamos más ciegos de lo que nos pensamos. En un mundo complejo y cambiante, el método de ensayo-error es esencial. Es verdad tanto si lo utilizamos conscientemente como si nos dejamos llevar por los resultados. Este método es fundamental en el funcionamiento de los mercados, otra cosa es en la vida cotidiana. ¿Quién está dispuesto a llegar a una solución exitosa, con su secuencia de fracasos, a la vista de todo el mundo?
Con independencia de que nos guste o no, el método de ensayo-error es un proceso muy efectivo de resolución de problemas en un mundo complejo, cosa que no puede decirse de la pericia de los expertos. Los mercados lo emplean, pero eso no significa que debamos fiarlo todo al mercado. Significa que debemos encontrar una forma de utilizar el secreto del método de ensayo-error más allá del contexto ya conocido del mercado. Por ejemplo, ante problemas aparentemente irresolubles, como las guerras civiles, el cambio climático y la inestabilidad financiera. Tenemos que cometer un incómodo número de errores y aprender de ellos, en vez de ocultarlos o negar su existencia, incluso a nosotros mismos. No es la forma en la que estamos acostumbrados a hacer las cosas. Pero el método adaptativo, experimental, puede funcionar prácticamente en todas partes.
Recuerde: el método de ensayo-error es un proceso muy efectivo de resolución de problemas en un mundo complejo, cosa que no puede decirse de confiarlo todo a la pericia de los expertos.

Para continuar leyendo

Biografía del autor

Tim Harford

Tim Harford es miembro del consejo de redacción del Financial Times. Su columna, "The Undercover Economist", que revela las ideas económicas escondidas tras las experiencias cotidianas, se publica en el Financial Times y en Slate. Es, además, el único economista del mundo que se ocupa de una sección de consultas, "Dear Economist", desde la que responde con ironía a los problemas personales de los lectores del Financial Times basándose en las teorías económicas más recientes. Tim fue presentador de la serie de la BBC Trust me, I’m an Economist y, en la actualidad, lo es de la serie de radio de la BBC More or Less. Es un asiduo colaborador en Marketplace y la BBC World Service, y sus artículos se han publicado en Esquire, Forbes, New York Magazine, The Washington Post y The New York Times. En 2006, Tim recibió el premio Bastiat a la mejor labor en periodismo económico. Antes de convertirse en escritor, Tim trabajó en Shell, el Banco Mundial y como tutor en la Universidad de Oxford.

Ficha técnica

Editorial: Temas de hoy

ISBN: 9788499980096

Temáticas: Habilidades directivas

Comprar el libro

Si has leído el resumen y quieres profundizar más, te recomendamos comprar el libro completo, en papel o ebook, haciendo click aquí